Para reflexionar con… Victor Korman

“La interpretación es un punto de encuentro de la cultura contemporánea; a él concurren psicoanálisis, filosofía, crítica literaria, arte, historia, politología, etc. Dibujando una encrucijada de la que se desprende exigencias de trabajo intelectual. Interpretar supone haber acaptado que aún dentro de la diversidad de situaciones y discursos, éstos no dicen todo de sí mismos. Por lo tanto, siempre será posible abordarlos nuevamente, volver a transitarlos, sin que por ello nos acerquemos al límite de lo exhaustivo. Por esto mismo, cualquier intento de cierre, de finitud, de totalización o de extracción de verdades definitivas, estará necesariamente condenado al fracaso. Aún cuando algunas apariencias induzcan a pensar lo contrario, nunca faltarán poros abiertos para que nuestra interrogación no desfallezca”

 

Korman, V. (2010), Trencadís. Gaudianas psicoanalíticas. Barcelona: Colección Triburgo. (pg. 175)

Para reflexionar con… Laplanche

Interpretar es aferrarse sin cesar a los flecos del discurso aceptando no ver más allá del paso siguiente, animado por la única certeza de que los rastros del cazador-caza acabarán por dibujar, con las delimitaciones de sus innumerables entrelazamientos, los nudos significantes que jalonan una determinada secuencia inconsciente.
J. Laplanche
Volver a Freud, romper con Freud

Para reflexionar con… Leclaire

Si la verdad habla, es la voz del inconsciente y no hay boca mas segura para decirla, en el corazón de lo que la hace hablar, que el goce de los amantes(…)

En ningún otro lugar, salvo en del amor, se encuentra la cifra del número de oro que ordena la verdad del inconsciente marcando con su sello cada una de las representaciones que lo constituyen.

Su nombre es falo, ni el poder del niño ni la belleza de la mujer ni el desafío presuntuoso del pene erecto del hombre bastan para representarlo.
Beatriz o sobre el amor
Serge Leclaire. Matan a un niño