Para reflexionar con… Leclaire

Si la verdad habla, es la voz del inconsciente y no hay boca mas segura para decirla, en el corazón de lo que la hace hablar, que el goce de los amantes(…)

En ningún otro lugar, salvo en del amor, se encuentra la cifra del número de oro que ordena la verdad del inconsciente marcando con su sello cada una de las representaciones que lo constituyen.

Su nombre es falo, ni el poder del niño ni la belleza de la mujer ni el desafío presuntuoso del pene erecto del hombre bastan para representarlo.
Beatriz o sobre el amor
Serge Leclaire. Matan a un niño