Amelia Imbriano. Donde ello era

(…)

La regla analítica del amor a la verdad significa que no se puede dejar de decir lo que se ignora y esta indiscreción es la exigencia primera de la transmisión.

Es la verdad de lo que el deseo fue en su historia lo que el sujeto grita por medio de su síntoma.Entonces, la destitución del sujeto en tanto que goce, y el advenimiento del sujeto en tanto que en relación a un deseo-decidido, a un deseo advertido para no desear lo imposible.

El análisis comienza bajo la exhortación de un “vere dictu”: que la verdad sea dicha.  
Amelia Imbriano. Donde ello era