Para reflexionar con… Rodulfo

“Para situar al niño que nos traen y a lo que lo rodea, no procedemos, como tradicionalmente se hace, a realizar un inventario de síntomas, que se conoce como semiología. (…), eso sólo, para nosotros, a partir del mito familiar, del peso del mito familiar, nos resulta insuficiente.

Donde otro preguntaría por el síntoma, ¿qué tiene el chico?, y, siendo la respuesta:

”no va bien en la escuela”, “se hace pis encima”, “sufre terrores nocturnos”, y luego procedería a realizar el inventario de todo, nosotros introducimos otras preguntas, por ejemplo, una de las fundamentales bien podría ser: ¿dónde vive este chico?(…)¿qué representa este chico para el deseo de los padres?, ¿para qué se lo desea?(…)¿qué lugar se le asigna en el mito familiar?”

Rodulfo, R. (2009), El niño y el significante. Un estudio sobre las funciones del jugar en la constitución temprana. Paidós, Buenos Aires,(2ª ed), (pg.35-36)