Javier Montejo (2014): En un lugar de La Mancha…

“Nos guste o no, la palabra crisis es el significante de moda. Ha tomado el valor de significante absoluto, de «amo» que dirían los sofisticados integrantes de la horda lacanista. La crisis justifica todo tipo de contrarreformas, presentadas como «reformas inevitables y valientes», necesarias todas ellas para tranquilizar a los mercados, ese nuevo dios Moloch de apetito insaciable que requiere continuos sacrificios sin cesar. Reformas que son aplicadas a modo de ansiolítico y que sin embargo solamente producen un efecto rebote incrementando la angustia de los terribles mercados. La lógica que subyace es de tipo psicotizante: solo empobreciéndonos lograremos mantener nuestras cotas de riqueza. Buen campo de análisis para los profesionales de la salud Mental.

Acercándonos a la Salud Mental, asistimos al desmoronamiento, paulatino pero sin pausa, de lo poco que quedaba ya del impulso reformista que eclosionó a principios de los años ochenta del siglo pasado. Contemplamos impotentes y resignados el auge de un neobiologicismo que reduce los trastornos y sufrimientos mentales a meras enfermedades, y a aquellos que los padecen a simples objetos pasivos de refinados y caros fármacos. Eso sí, todo ello, enmarcado en grandes principios que garantizan que «el paciente es el centro del sistema», marco incomparable de un modelo de atención comunitario que nadie cuestiona abiertamente pero en el que ya nadie parece creer, salvo que hayamos pasado a entender el término de comunitario exclusivamente de manera administrativa, como mera referencia a la comunidad autónoma. Se sacralizan los términos a la par que se vacían sus contenidos y se pervierten sus objetivos. Se exalta lo comunitario pero aumenta la distancia real entre la asistencia en Salud Mental y los Servicios Sociales, cada vez más cercanos a la vieja beneficencia
y convertidos en precarios servicios de atención en crisis (…)”

(Extraido de: F. Javier Montejo (2014): En un lugar de La Mancha… Francesc Tosquelles y Max Hodann, creadores de las primeras comunidades terapéuticas durante la Guerra Civil Española. Intersubjetivo, vol. 14, 1: 46-66.)