Sandor Ferenczi (1928): Elasticidad de la técnica psicoanalítica

(…) A menudo se reprocha al psicoanálisis el ocuparse en exceso de cuestiones financieras. Creo que no se ocupa bastante aún. Hasta el hombre más acaudalado se resiste a entregar su dinero al médico: algo en nosotros nos induce a considerar la ayuda médica -proporcionada en la infancia inicialmente por personas encargadas de los cuidados del niño- como algo natural; a fin de mes, cuando los pacientes reciben su nota de honorarios, la resistencia del enfermo sólo se diluye cuando todo lo que está oculto, todo el odio desvelado inconscientemente, toda desconfianza y toda sospecha quedan de nuevo dispuestas a expresarse. El ejemplo más característico de la distancia entre el consentimiento consciente al sacrificio y el desagrado oculto lo ofreció un paciente que, al comienzo de la entrevista con el médico declaró: “Doctor, si me ayuda le regalaré toda mi fortuna”. El médico respondió: “Me contentaré con treinta coronas por sesión”. “¿No es un poco demasiado?”, fue la respuesta inesperada del enfermo. (…)

 
Sandor Ferenczi (1928): Elasticidad de la técnica psicoanalítica. (Obras Completas, tomo IV, pp. 64-65;  Madrid, Espasa-Calpe, 1984